البحث في الفيديو ، الأعضاء، أحداث ، ملفات صوتية ، صور ومدونات البحث

kokimoncada|Honduras

El amor es la escencia de Dios Porque Dios es amor


مدوناتي

«خلـف
<1  91011  23>

Sientes rechazo? Sientes soledad?

Jun 21, 2011

1,143 مشاهدات
     (2 التقييم)

Sientes rechazo? Sientes soledad?

de Carlos Manuel Moncada Pavón, el Martes, 21 de junio de 2011 a las 4:07 AM

Fui despertado por el ángel del señor, tenía una pesadilla... Creo que si no despierto, 

podría haberme quedado en mi sueño, para siempre.

Sentí el impulso de venir a tratar de servir a Dios una vez más, porque la mies es mucha y 

los obreros son pocos.

Si alguna vez te has sentido en el abandono, jamás pienses que tienes soledad, no. En la 

Biblia hay una palabra que seguramente te reconfortará, y es, Salmos 27:10

Aunque mi padre y mi madre me dejaren, Con todo, Jehová me recogerá.

Hoy, como todo un caballero, Jesús esta esperando que tu le abras su corazón para poder 

entrar y hacer de ti, su templo, su morada.

Permite que el ordene tu vida, que te limpie, te sane, te restaure; que te libere.

Teniendo a Cristo en tu corazón, eres una nueva criatura, así lo dice en la Biblia, en 2 Cor 5:17 "De manera que si alguno esta en Cristo nueva criatura es, las cosas viejas pasaron. he aqui todas son hechas nuevas".

Paulatinamente pasarán las cosas que por hoy te atormentan. Verás  en el devenir del tiempo, 

que lo que hoy te preocupa, perdió su razón de ser.

Podría ser, por ejemplo, que tu pareja te rechace, por ahora. Las razones por las que lo 

haga, perderán su importancia, en poco tiempo y las opciones podrían ser, que esa relación 

se rompa o que cambie de parecer tu pareja y haya una reconciliación.

Tu felicidad no debería depender de los demás, debe depender de ti y debes decir: Soy feliz, 

porque quiero ser feliz, no importando si te aceptan o te rechazan. 

Cuántas personas, agobiadas por una situación de abandono, han recurrido a una vía de escape 

fatal como lo es el suicidio, pudiendo haber encontrado en Cristo la solución. Pero, quizá 

en ese momento de abandono, nadie pudo mostrar la vía de escape a los problemas, como lo es 

el señor Jesús.

Hay mejores opciones, si permaneces con vida y aceptas a Jesús en tu corazón. Además de 

permanecer con vida, puedes optar para entrar a su gloria y vivir una eternidad en victoria, 

alabándole y adorándole por siempre, en paz, con gozo, con un gozo que nunca acaba.

Si una persona te rechaza hoy, tienes opciones: permitir que Dios entre en esa relación y 

haga los cambios necesarios para que funcione, o darte una nueva persona que te acepte tal 

como eres y te valore. Jesús te acepta tal como eres, porque te ama. Luego, poco a poco, irá 

cambiando lo necesario, para que puedas vivir feliz, siempre, mejorando tus virtudes y 

olvidando tus defectos.

Como Jesús te ama, no se fija en tus defectos sino en tus cualidades y las pule de tal 

manera, que los defectos quedan en el olvido eterno.

Si alguien no te quiere hoy y te rechaza, dale la oportunidad a Dios de escoger esa pareja 

que El tiene para ti, desde antes de la fundación de las cosas, y tu vida cambiará a un 

rumbo nuevo, siempre mejor. El traerá para ti, una persona que te hará muy feliz, que te 

aceptará como eres.

En el estado en que eres llamado, en ese debes permanecer, 1 Corintios 7:20, así te quiere 

Dios.

Si deseas que tu vida cambie, repite conmigo esta oración:

Padre en el nombre de Jesús, te pido que me perdones porque he pecado, señor Jesús hoy abro 

las puertas de mi corazón para que entres en mí, y te acepto como mi señor, como mi Dios, 

como mi redentor. Pongo mi vida en tus manos, la vida de cada uno de mis familiares, las 

pongo en tus manos; pongo en tus manos, mis problemas, mi trabajo, mi negocio; todo lo pongo 

en tus manos, ya no son míos, ahora son tuyos. Límpiame, sáname, libérame, sálvame. Que tu  

Espíritu Santo, sea el gobernador de mi vida y me guíe hasta tu gloria, para alabarte por 

siempre.

 

Ahora verás como las cosas viejas van quedando atrás y lo que hoy te agobia, no tiene 

razón de ser.

Recuerda siempre, que es más fuerte Jesús, que mora en ti, que el diablo, que habita en el 

mundo y que hoy te quería destruir. Ver 1 Juan 4:4.

Ahora que eres de Cristo, lee su palabra para que se vaya haciendo la luz en ti, y en la 

medida que se vaya haciendo la luz, las tinieblas se vayan apartando. No te quedes sin la 

compañía de personas que te pueden ayudar en oración, busca una congregación o pide al 

Espíritu Santo que te lleve al lugar donde debes congregarte