<p style='margin:0px; text-align:center; font-size:16pt; font-weight:bold;'> You need Adobe Flash Player to see this video<br><br> <a href='http://www.macromedia.com/go/getflashplayer' style='text-align:center; font-size:16pt; font-weight:bold;'> Get the Flash Player</a></p>
البحث في الفيديو ، الأعضاء، أحداث ، ملفات صوتية ، صور ومدونات البحث
A777
e.motion

Ariel777|Argentina

Al que venciere, le daré que se siente conmigo en mi trono, así como yo he vencido, y me he sentado con mi Padre en su trono. ..... Apocalipsis: 3; 21 ..... .... https://twitter.com/Arielferrero777 - https://www.facebook.com/ferrero.ari


مدوناتي

«خلـف

Anoche Soñé

Jul 22, 2011

2,780 مشاهدات
     (5 التقييم)

 

Soñé que tenía una entrevista con Dios…


“¿Te gustaría entrevistarme?” Dios me preguntó.

“Si tienes tiempo,” le dije.

Dios sonrió: “Mi tiempo es eterno, ¿qué quieres preguntarme?”

“Ninguna nueva, ni difícil para Ti,” le respondí. “¿Qué es lo que más te sorprende de la humanidad?”


Me contestó:


“Que tienen prisa por crecer, y tan pronto crecen quieren ser niños de nuevo.


Pierden su salud para hacer dinero y luego deben usar su dinero para recobrar la salud.


Que por pensar ansiosamente en el futuro, descuidan su presente, con lo que no viven el presente ni el futuro.


Que viven como si no fueran a morirse, y se mueren como si no hubieran vivido…”


Las manos de Dios tomaron las mías y estuvimos en silencio por un rato y entonces le pregunté…

“¿Me dejas hacerte otra pregunta?”

No me respondió con palabras, sino sólo con Su tierna mirada.

“Padre, dime, ¿qué lecciones deseas que como Tu hijo yo aprenda?”


Dios respondió con una sonrisa:


aprende que no puedes hacer que todos te amen y lo que sí puedes hacer es amar a los demás.


Que lo más valioso no es lo que tienes en tu vida, sino a quién tienes en tu vida.


Que aprendas que una persona rica no es la que tiene más, sino la que necesita menos.


Que aprendas que únicamente toma unos segundos herir profundamente a una persona que amas, y que puede tomar muchos años cicatrizar la herida.


Que perdonar se aprende perdonando.


Que aprendas que hay personas que te aman entrañablemente, pero que muchas veces no saben cómo expresarlo.


Que a veces tienes derecho a sentir molestia, pero eso no te da derecho a molestar a quienes te rodean.


Que aprendas que dos personas pueden mirar la misma cosa y las dos percibir algo diferente.


Que perdonar a los otros no es fácil, y que perdonarse a si mismo es el primer paso…”


“Gracias por tu tiempo,” le dije. “¿Hay algo más que quieras que aprenda?”


Dios sonrió, y me contestó:


“Que sepas que Yo estoy aquí para todos… Siempre…”


DTB.